Cómo montar un negocio de comida con poco dinero

Si estás pensando en iniciar tu propio negocio, te gusta cocinar y consideras que tu comida tiene muy buen sabor, un negocio que deberías considerar es uno de comida.

Un negocio de comida puede abarcar desde un restaurante de comida gourmet hasta un negocio de reparto de menús a domicilio, pero en este artículo, siguiendo la línea de los últimos artículos publicados, te mostraremos paso por paso cómo montar un negocio de comida con poco dinero, sin que ello signifique que el negocio no pueda llegar a generar buenos ingresos o convertirse en un gran negocio con el tiempo.

cómo montar un negocio de comida con poco dinero

A continuación los pasos necesarios para montar un negocio de comida con poco dinero:

Relacionado: 10 ideas de negocios de comida.

1. Determinar el tipo de comida a vender

El primer paso para montar un negocio de comida consiste en determinar el tipo de comida que vas a vender; por ejemplo, si vas a vender comida rápida (por ejemplo, sandwiches o pizzas), comida típica, regional o de un determinado país (por ejemplo, comida mexicana), comida a domicilio (por ejemplo, menús), comida vegetariana, etc.

Para determinar el tipo de comida que vas a vender lo primero que debes hacer es asegurarte de que sea un tipo de comida que te guste y que te gustaría preparar (no importa que aún no sepas prepararla muy bien, ya que si realmente te gusta es algo que podrías lograr a través de algún curso y con la práctica), ya que solo así es posible que te mantengas en el negocio con el tiempo a pesar de las dificultades que puedas tener.

Pero además de tomar en cuenta tus gustos personales, para determinar el tipo de comida que vas a vender es recomendable también que hagas una investigación de mercados en donde, por ejemplo, averigües cuáles son las comidas más demandadas en tu localidad, las comidas en donde hay más competencia, el sabor o la calidad de las comidas de la competencia y si serías capaz de ofrecer una comida con un mejor sabor o de mejor calidad, etc.

2. Determinar cómo se va a vender la comida

Una vez que has determinado el tipo de comida que vas a vender, debes determinar cómo lo vas a hacer; por ejemplo, si la vas a vender en un stand, puesto o pequeño local, en tu propia casa (por ejemplo, en tu cochera), si la vas a vender a través del servicio de reparto a domicilio (por ejemplo, en el caso de un negocio de reparto de menús), a través del servicio de catering, a empresas o a otros negocios de comida (por ejemplo, en el caso de proveer dulces), etc.

camión de comida

Tal como en el caso anterior, para determinar cómo vas a vender la comida que has elegido debes tomar en cuenta tus gustos personales y el mercado (por ejemplo, averiguar las formas que mejores resultados tienen en tu localidad, los medios en donde hay más competencia, etc.), pero en este caso debes tomar en cuenta también tu presupuesto ya que las diferentes formas de vender comida suelen variar en lo que a costos se refiere.

ícono idea

En caso de buscar un stand, puesto o pequeño local para alquilar en donde vender tu comida, debes considerar que, por lo general, mientras más céntrico esté ubicado más costoso será el alquiler pero más público podrías recibir, y mientras menos céntrico esté ubicado menos costoso será el alquiler pero menos público podrías tener, a menos que ofrezcas una comida de muy buen sabor y calidad, lo cual haría que los consumidores vayan a donde sea que estés.

3. Determinar los requerimientos físicos

Una vez que has elegido el tipo de comida que vas a vender y cómo lo vas a hacer, el siguiente paso consiste en determinar los requerimientos físicos que vas a necesitar para montar tu negocio de comida y hacerlo funcionar.

Los requerimientos físicos variarán en base al tipo de comida que vas a vender y la forma en que lo harás, pero en general algunos requerimientos físicos que podrías necesitar son:

  • una cocina en donde preparar la comida.
  • un refrigerador en donde conservar los alimentos.
  • utensilios de cocina.
  • insumos necesarios para preparar la comida.
  • mesas y sillas (en caso de contar con un local en donde atender al público).
  • recipientes para transportar la comida (en caso de ofrecer el servicio de reparto a domicilio).
  • un vehículo de transporte (en caso de ofrecer el servicio de reparto a domicilio o el servicio de catering).
ícono idea

Con el fin de ahorrar, en algunos casos podrías optar por alquilar en vez de comprar, por ejemplo, en caso de contar con un local en donde atender al público, podrías empezar alquilando las mesas y las sillas en vez de comprarlas, o hacer convenios con proveedores para que te provean estos a cambio de hacerles publicidad.

4. Elaboración de un plan de negocios

Si aún no lo has hecho, en este punto es recomendable que elabores un plan de negocios en donde además de señalar el tipo de comida que vas a vender, cómo lo vas a hacer, y los requerimientos físicos que vas a necesitar, señales otros aspectos antes de poner en marcha tu negocio.

Algunos de estos aspectos que deberías señalar en tu plan de negocios son:

  • el nombre del negocio y su logotipo (los cuales deberán ir acorde con el tipo de comida que vas a vender y el estilo que le quieras dar a tu negocio).
  • los lugares en donde vas a comprar los insumos necesarios para preparar tu comida, y/o los proveedores con los que vas a trabajar.
  • tus estrategias de promoción (las formas o medios que vas a utilizar para promocionar tu negocio; por ejemplo, si vas a utilizar volantes, folletos, anuncios en diarios o revistas, página web, página en Facebook, etc.).
  • tus precios (para determinarlos debes tomar en cuenta sobre todo los precios promedios del mercado para el tipo de comida que vas a vender).
  • tu requerimiento de personal (en caso de que vayas a contratar personal para que te ayude con tu negocio).
  • tu inversión (el monto total de tu inversión necesario para adquirir los requerimientos físicos y cubrir otros gastos necesarios para poner en marcha tu negocio).

Elaborar un plan de negocios no tiene por qué ser una tarea compleja, simplemente es cuestión de que señales los elementos previamente mencionados y tengas siempre presente el objetivo de todo plan de negocios que es el de tener una guía para la puesta en marcha y posterior administración de un negocio, así como una idea de la viabilidad del mismo.

5. Puesta en marcha

Una vez que has elaborado tu plan de negocios debes poner en práctica todos los aspectos señalados en este necesarios para poner en marcha tu negocio de comida, así como otros aspectos que podrías no haber incluido en el plan, y posteriormente empezar a hacer funcionar tu negocio.

puesta en marcha

La puesta en marcha de tu negocio podría implicar:

  • buscar y alquilar un stand, puesto o pequeño local (de ser el caso).
  • comprar o alquilar los muebles y equipos necesarios para habilitar tu stand, puesto o pequeño local (de ser el caso).
  • habilitar y decorar tu stand, puesto o pequeño local (para la decoración podrías simplemente utilizar plantas y objetos comunes tales como botellas y objetos reciclados, siempre teniendo en cuenta el estilo que le quieras dar a tu negocio).
  • mandar a diseñar volantes, folletos, catálogos, carteles, afiches, página web y/o página en Facebook.
  • realizar los trámites necesarios para legalizar tu negocio y obtener la licencia de funcionamiento y otros permisos que podrían pedirte en tu localidad.
  • buscar y contratar personal (de ser el caso).
ícono idea

Con el fin de crear expectativa en los consumidores por tu negocio y así lograr que te visiten y/o compren tu comida desde el primer día, podrías optar por hacer marketing de apertura, el cual podría implicar, por ejemplo, repartir volantes o folletos en donde señales la pronta apertura de tu negocio y las ofertas y descuentos que ofrecerás por su inauguración.

6. Promoción del negocio

Una vez que has puesto en marcha tu negocio el siguiente paso consiste en promocionarlo con el fin de incentivar a los consumidores a que acudan a este, y/o a que compren tu comida.

promoción del negocio

Algunas formas que puedes utilizar para promocionar tu negocio y que no requieren mucha inversión son:

  • repartir volantes y folletos: repartir volantes y folletos por la zona o por los lugares en donde frecuente tu público objetivo, o acudir directamente con estos a empresas o a otros negocios de comida (en caso de que les vayas a vender comida a estos).
  • colocar carteles y afiches: colocar carteles y afiches promocionales en la fachada de tu stand, puesto o pequeño local (en caso de contar con uno).
  • usar promociones de ventas: usar promociones de ventas que incentiven al consumidor a visitar tu negocio y/o a comprar tu comida, tales como ofertas de dos por uno y cupones de descuento, y que luego señales en tu material publicitario.
  • crear una página web o página en Facebook: crear una página web en donde publiques imágenes e información básica de tu negocio, o simplemente una página en Facebook en donde además de publicar imágenes e información, puedas captar seguidores que con el tiempo fidelices.
ícono idea

Recuerda que la mejor forma de promocionar un negocio de comida es la publicidad boca a boca, es decir, la publicidad que le hacen a un negocio por su propia cuenta las personas que han probado su comida y han quedado satisfechas con esta, para lo cual simplemente es necesario ofrecer una comida de muy buen sabor acompañada de una buena atención.

Consejos finales

Para finalizar este artículo te presentamos a continuación algunos consejos relacionados con un negocio de comida:

  • busca un estilo único: además de un buen sabor, una de las claves para tener éxito con un negocio de comida es crear un estilo único que te permita diferenciarte de la competencia, el cual podría estar, por ejemplo, en el sabor de la comida, la presentación de esta, la decoración del local, o la atención al cliente.
  • buena atención: ya sea que tengas un local en donde atender directamente al público o no, otra de las claves del éxito en todo negocio de comida es brindar una buena atención al cliente, lo cual podría implicar ser amable, cortés y servicial con él, y procurar darle siempre la razón aun cuando no la tenga.
  • rápida atención: a menos que tu negocio se trate de un restaurante de comida gourmet en donde las personas van a pasar un buen momento y no les importa esperar un poco a que le sirvan su comida, en todo negocio de comida es importante servir o entregar rápidamente esta, ya que por más buena que sea, si un cliente tiene que esperar mucho para que se la sirvan o entreguen difícilmente volverá a comprarla.

 

Esta información fue extraída con fines didácticos del sitio:

Cómo montar un negocio de comida con poco dinero

ESCRIBE UN COMENTARIO